DESTACAMOS

Lanzarote cerró 2023 con la tasa de ocupación turística más alta de Canarias

Los datos del Gobierno reflejan que la Isla superó los tres millones de turistas durante el año pasado, lo que supone estar muy cerca de la mayor cifra que se ha registrado nunca

Saúl García 3 COMENTARIOS 12/02/2024 - 06:29

Los datos de la Estadística de movimientos turísticos en fronteras (Frontur) ofrecidos por el Gobierno de Canarias colocan a Lanzarote de nuevo por encima de los tres millones de turistas en un solo año, un 11,8 por ciento más que el año anterior y en la misma línea de 2019 y 2018 y solo por debajo de 2017, que hasta ahora había sido el año en que llegaron más turistas.

Según los datos de la Encuesta de alojamiento turístico del Instituto Canario de Estadística, la ocupación por habitación o apartamento crece en todas las islas y entre todas ellas destaca Lanzarote con un 85 por ciento con la tasa ocupación más alta de Canarias y un 4,4 por ciento más que en el año 2022.

Alemania, Holanda y los países nórdicos son los únicos mercados que no han recuperado los niveles de antes de la pandemia. “La situación de estancamiento económico en Alemania y la reducida industria aérea en los países nórdicos explicarían esta situación”, según el análisis del Gobierno.

El mercado británico, el francés, el irlandés y el italiano “han mostrado una gran fortaleza. El mercado peninsular se estabiliza, y aunque presenta una variación negativa respecto al año pasado, hay que tener en cuenta que en 2022 creció considerablemente y, por tanto, la variación respecto al periodo prepandemia sigue siendo positiva” con más de un ocho por ciento. Este descenso del turismo peninsular ocurrió de la misma manera en Gran Canaria, aunque no en Fuerteventura ni en Tenerife.

La situación geopolítica ha afectado positivamente a destinos como Canarias a partir de la segunda mitad del año. Hay una parte del Mar Rojo y de Egipto que suelen ser competencia del Archipiélago en invierno y que este año se han desplomado en la recepción de turistas. Cuando hay algún conflicto, el turismo siempre se deriva hacia Canarias.

Los indicadores de negocio, de gasto y facturación, también aumentan en todas las islas, al menos en los establecimientos alojativos tradicionales. En Lanzarote la tarifa media diaria se situó en 108 euros, que es un 30 por ciento más que hace cuatro años, y el ingreso medio por habitación disponible fue de 91 euros, con una subida aún mayor.

La inflación acumulada desde esa fecha, antes de la pandemia, es de una media del 15 por ciento, “lo que indudablemente habrá repercutido en los costes”, pero “el resultado no deja de reflejar un aumento importante de márgenes o beneficios para el sector alojativo tradicional”, dice el análisis de la Consejería de Turismo. Por último, el gasto por viaje de los turistas de Lanzarote se sitúa ya muy por encima de los niveles de 2019, hasta un 25 por ciento más “en línea con el total de Canarias, lo que supone un gran avance en términos reales”.

La consejera regional de Turismo, Jéssica de León, considera que Lanzarote ha tenido un muy buen año “en términos de turistas y del gasto que estos realizaron en las islas”. Señala que se han recuperado la mayoría de los mercados emisores y la rentabilidad del sector alojativo mejora sensiblemente. “Esta positiva evolución favoreció el crecimiento del empleo en aquellas actividades más directamente relacionadas con el turismo y además, es posible intuir un efecto arrastre en otras actividades más indirectas como pueden ser los sectores proveedores de las empresas turísticas, donde también el crecimiento del empleo puede ser achacado a la mejora del turismo”. 

El turismo irlandés ya supone el segundo mercado más numeroso

Héctor Fernández, gerente de la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote, señala, respecto a esos datos, que “se observa con total claridad la recuperación turística”, que se espera que siga por el mismo camino este año. “En cuanto a número de turistas se puede calificar como un año excelente y desde el punto de vista cualitativo también lo ha sido”. Considera que “hay datos interesantes”, como la evolución del gasto medio general, que es de 170 euros por turista y día. “Los datos avalan que la oferta complementaria del destino se ha cualificado”. Además, en los últimos años ha habido hasta veinte proyectos de cambio de categoría en establecimientos alojativos. Y habrá más, ya que se espera que a final de año esté listo el nuevo Plan de Modernización de Puerto del Carmen.

En este sentido, Susana Pérez, presidenta de la patronal hotelera Asolan y de la Federación Turística de Lanzarote, señala que la renovación “es una apuesta clara del sector turístico” y forma parte de la estrategia de mejora para lograr más competitividad frente al resto de destinos turísticos. “El deseo empresarial es el de modernizar y llegar a turistas que sean cada vez de un mayor poder adquisitivo”, asegura. Señala que en ese Plan de Modernización hay hasta 45 proyectos privados de renovación, que junto con el dinero de la iniciativa pública, sumarían unos 400 millones de euros de  inversión y solicita también la renovación de las otras dos zonas turísticas y de Arrecife.

Vacacional

Respecto a la influencia de la vivienda vacacional, Héctor Fernández señala que “forma parte de la oferta y está en el mercado”. Hay muchos turistas que demandan ese tipo de oferta que supone un cambio en la forma de viajar que ha aumentado después de la pandemia. Por un lado, la planta alojativa tradicional no crece o incluso decrece, como ha ocurrido en Puerto del Carmen, donde algunos complejos se han vuelto residenciales, pero la oferta aumenta por la vivienda vacacional.

La vivienda vacacional se contrata de forma directa pero eso no significa que los touroperadores hayan perdido peso. Susana Pérez afirma que hay un aumento importante de este tipo de oferta y que el reglamento no establece un estándar mínimo y eso pone en cuestión la calidad, ya que aunque hay un abanico muy amplio de esa oferta, algunas no deberían estar en el mercado porque “deteriora la imagen y pone en cuestión qué control se está haciendo de la oferta”. Señala que queda una labor importante por parte del Gobierno de Canarias en control e inspección.

Destino

Señala Fernández que algunos touroperadores se han adaptado muy bien a la digitalización, aunque el turista pueda prescindir de los paquetes tradicionales, además porque el nivel de repetición de los turistas es muy elevado. Por otra parte, las tres zonas turísticas se han comportado bien aunque el gasto medio ha sido mayor en Playa Blanca por la tipología del alojamiento, que consiste en hoteles y la mayoría de cuatro o cinco estrellas.

El reto para 2024, según la Sociedad de Promoción, sigue siendo la cualificación del destino, el camino hacia un destino premium. Para ello, creen que el primer paso es “mejorar el alojamiento y avanzar a partir de ahí, porque eso permitiría llegar a otro tipo de cliente”. También se pretende que lleguen turistas desde otros países no habituales, para ir abriendo mercados como Canadá, Estados Unidos o Corea del Sur, aunque de momento sea de forma testimonial. Son turistas que pertenecen a un segmento de mayor gasto y de estancias más largas y que llegarían atraídos por la belleza de los espacios singulares de la Isla.

“Lo que nos comunican es que gracias a esos espacios que tenemos de belleza singular se justifica un desplazamiento largo por sí solo”, destaca Fernández. Por eso se intenta trabajar “en la cadena de valor” en torno a estos espacios y preparar “experiencias inmersivas para cliente de alto poder adquisitivo”. A medio plazo, incidir en los eventos gastronómicos y deportivos con la mentalidad de que el destino es especial y que esa cualificación se irá consiguiendo de forma gradual y “tenga un buen impacto en la economía”. 

Buen año

Susana Pérez destaca que 2023 fue un buen año tanto en número de turistas como de pernoctaciones, y que ese buen comportamiento no era tan previsible a mitad del año por varios factores, entre los que apunta la inflación, la previsible contracción del consumo por el exceso de gasto que se había hecho en 2022, por el hecho de que abrieron otros mercados que aún no estaban a pleno rendimiento por la pandemia y por la convocatoria de las elecciones generales en el mes de julio que, según Pérez, provocaron que se anularan o se ralentizaran muchas reservas en la segunda quincena de ese mes.

Héctor Fernández: “Se observa con total claridad la recuperación turística”

Sin embargo, el hecho de viajar sigue siendo una prioridad. El turismo alemán se había resentido en la primera mitad del año. El mercado irlandés ha batido récords, con 323.000 turistas, un 30 por ciento más y ya es el segundo mercado por detrás del británico, que contabiliza 1,3 millones de visitantes. Pérez destaca que debemos poner el acento “en diferenciarnos  de otros destinos de sol y playa y de otras islas y archipiélagos y poner en valor las experiencias que tenemos”. 

Por otra parte, destaca que hay un recorte ligero de la estancia media, pero que uno de los motivos es que “hay muy buena conectividad con la Península” y ya se ve Lanzarote como si fuera un destino urbano o incluso de fin de semana, de escapada corta, con Madrid como punto principal de enlace. Antes no existía ese tipo de turista de corta estancia “y ya nos ven como una opción de escapada”. 

El incremento de tarifas en los establecimientos alojativos se coloca entre un cinco y un 10 por ciento, y llega hasta el 10 o el 15 en los establecimientos que se han modernizado, lo que significa que “si aumentas de categoría puedes aumentar más el precio”. Según señala Pérez, esa subida se ve confrontada con la subida de la inflación, la subida de los costes y el aumento de los salarios. “Más o menos ha subido todo en la misma proporción”, dice. 

La Federación Turística de Lanzarote dice que “hay que gestionar el destino por la parte empresarial y esperar que la parte pública haga lo mismo”. Considera que hay acciones, “que no son grandes proyectos” que se trata de mantenimiento de los espacios públicos y que hay mucho margen de mejora en zonas turísticas y en la capital.

Empleo

En línea con el aumento en la demanda, la afiliación de trabajadores en actividades relacionadas con el turismo creció en 2022 y mantuvo esta tendencia en 2023. Lanzarote, con más de 28.000 afiliados en 2023, es la isla en la que más creció el empleo turístico, un 18 por ciento respecto a 2019. Según los datos de Asolan, el empleo directo en el sector alojativo ha subido un 13 por ciento respecto a 2022, con más de 11.000 personas trabajando directamente en este sector. Señala Susana Pérez que “se ha creado empleo a pesar de las dificultades” y que de nuevo, los establecimientos que se han modernizado también han ampliado sus plantillas.

Las cifras de empleo son buenas “pero otra cosa son las condiciones”

Por su parte, César Reyes, secretario insular de UGT, dice que las cifras de empleo y de desempleo son buenas, “pero otra cosa son las condiciones laborales, que es el principal problema”. Apunta que la economía sumergida sigue siendo muy preocupante, igual que en los años anteriores. Se han hecho más contratos indefinidos que nunca, pero sigue haciendo falta más control sobre la jornada laboral “porque los controles de ahora son pésimos”.

Reyes cree que hay una distorsión ya que se siguen haciendo contratos de cuatro horas aunque en la práctica se trabaje más o contrataciones de veinte horas semanales “que se cumplen en dos días y el resto son horas extra”. En definitiva, sigue habiendo fraude en la contratación, aunque señala Reyes que se produce más en la hostelería y en sectores complementarios que en el sector alojativo, donde sí hay una mayor carga de trabajo en algunos departamentos. “Hay más turistas y a veces las plantillas no se refuerzan”, destaca. “La contratación podría aumentar aún más para eliminar la sobrecarga”.

Comentarios

Es una locura. 3.000.000 de turistas no debería ser motivo de celebración, sino todo lo contrario. Es la muestra de la mala planificación y gestión en la búsqueda de un turismo de calidad.
Es una locura. 3.000.000 de turistas no debería ser motivo de celebración, sino todo lo contrario. Es la muestra de la mala planificación y gestión en la búsqueda de un turismo de calidad.
Espacios naturales saturados, salvajismo extremo, coches por todos lados, vivienda por la nubes...mucho turista y seguimos siendo los mas pobres de la comunidad autónoma mas pobre.

Añadir nuevo comentario