16
Nov
2016
Saúl García

Ya verán como ahora va a resultar que la culpa es del Gobierno de Canarias o de la Cotmac y que incluso alguien utiliza este argumento para apoyar la Ley de Suelo que elimina este organismo. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha anulado el tan adorado Plan de La Geria. Lo aprobó la Cotmac por la vía civil, sí, pero San Ginés lo elevó a los altares y lo defendió por la vía militar. Sin violencia, obviamente, pero optando por uno de los grandes valores en el Ejército: la obediencia de técnicos de su confianza, frente al rigor y la profesionalidad de otros técnicos a los que ha apartado de sus funciones por hacer bien su trabajo.

San Ginés llevó cuatro veces una modificación puntual de ese documento a pesar de que dos técnicos le estaban advirtiendo de que había vicios de nulidad en el Plan. Frente a esas advertencias prefirió pedir otros informes y atrincherase en la obviedad de que mientras el Plan siguiera en vigor hay que aplicarlo. Hace un mes, su socio de gobierno encargó la redacción de un nuevo Plan, ante la certeza de que iba a ser anulado.

Es lo que tenía que haber hecho el presidente hace tiempo. Pero no lo hizo. Lo que sí hizo fue desprestigiar y apartar de sus funciones a esos dos técnicos que le advirtieron de que el documento tenía vicios de nulidad. Sobre el informe de Joana Macías dijo que tenía "errores de bulto". También dijo: "Yo no puedo dejar a los pies de los caballos a todos los juristas de la Corporación para defender un informe que dice que el Plan es nulo, porque no puede ser que una sea la más lista de la clase". Pues parece que lo era.

En un Cabildo donde no sobra ningún trabajador que haga bien su trabajo, San Ginés se ha permitido el lujo de que tanto Macías como Polo Díaz tengan su jornada laboral prácticamente desocupada, porque no se les encarga trabajo. Polo Díaz decía en su informe que se había cambiado en el documento la categoría del suelo donde se asienta Stratvs y que sin ese cambio "no podría instalarse en el suelo donde hoy se localiza". San Ginés lo destituyó como Director de la Oficina del Plan Insular y esa destitución hizo que el PSOE estuviera varios meses sin incorporarse al grupo de gobierno.

Pero lo importante es por qué San Ginés tenía tanto empeño en aprobar el Plan a pesar de que le estaban advirtiendo que podía ser nulo, como al final ha ocurrido. En primer lugar, lo intentó tres veces antes de las últimas elecciones, por si acaso no tenía oportunidad de aprobarlo después. Al presidente, como a los malos magos, se le veía el truco desde el principio, y las prisas no eran sólo por las elecciones. El Plan se lleva tramitando desde 2001. Los problemas de las bodegas, que son razonables, se alargan desde entonces. Hay que hacer algo pero hay que hacerlo bien. ¿Por qué no empezar de nuevo en lugar de querer meter con calzador una modificación para permitir más edificabilidad y más altura a las bodegas?

Antes de dar la respuesta, veamos cuál es la justificación. Las bodegas no pueden aguantar más esta situación y la ampliación es una demanda de todo el sector. Esto es cierto a medias. Supongo que recuerdan que antes del presidente actual del Consejo regulador hubo otra presidencia que duró muy poco. El nuevo presidente dijo que era una reivindicación de todas las bodegas, y, por supuesto de todos los agricultores. Una bodega, sin embargo, afirmó que la propuesta de modificación partió de Stratvs, y a los agricultores no se les ha visto pedir en masa que se apruebe el Plan.

Y hemos llegado al motivo. El dueño de Stratvs necesitaba argumentar cuanto antes en los tribunales que la nueva legislación contempla la posible legalización de la bodega. Necesita decirle al Tribunal que, aunque cierren la bodega o pidan su derribo, se podría volver a hacer de nuevo (si le dan permiso, si compra los terrenos que ha ocupado y si se ajusta a los que le permiten). Y resulta que ya lo ha hecho.

A pesar de todo esto hay quien no ve la gravedad del asunto. A mucha gente le parece normal que Rosa intente influir en el Cabildo (y en el Gobierno) para que le abran la vía de legalización que le cierran los tribunales. Y lo triste de todo no es que haya gente que lo vea normal sino que encuentra a mucha gente, incluido un presidente, que le hace caso y quiere ser el más listo de su clase. De la de Rosa, claro. 

8 Comentarios

Descripción exacta de lo ocurrido con el Plan de la Geria. Es cierto que San Ginés ha perseguido y apartado a los funcionarios que advirtieron que todo eso era nulo y llegó incluso a mandar un escrito al Juzgado diciéndole al juez que esa no era la opinión del Cabildo, que la de la institución era la que tenían sus juristas de confianza (Eugenia Torres -cuyas gratificaciones y pagas se mantienen ocultas a la oposición- y Miguel Angel Santana -el director insular puesto a la medida del dedo del presidente-) era que el Plan era legal y la dichosa bodega de Rosa legalizable, pero nadie pide la dimisión del político y exige responsabilidades a esos técnicos que firmaron informes en el mejor de los casos completamente erróneos. Estos siguen cobrando gratificaciones y aquellos, los que se limitaron a decir la verdad sobre los defectos que tenía ese plan, siguen condenados al ostracismo.
El papel del secretario en el asunto de los técnicos, especialmente con Macías, es de traca. El conseguidor, le han llamado.
Creo recordar que el PSOE votó a favor en el penúltimo pleno… o me equivoco?
Pero vaya una razón que lleva usted, señor Saúl. Muy bueno el artículo.
Se arrima usted al grupo del no por el no aunque sea a costa de la objetividad y la seriedad en el argumento, lo que desgraciadamente parece que es la norma en Lanzarote: o están conmigo o están contra mi y de ahí palante lo que cuadre. Macias y Diaz defendían que no se considerara a las bodegas elementos estructurantes porque ... eso permitiría a Stratus una vía de legalización y claro eso no podía ser de ninguna de las maneras, pero....... (que es lo que parecen callarse) solventaría muchos problemas de casi todas las bodegas en cuanto edificabilidad, alturas, usos, y dotaciones necesarias para adecuar su actividad al lugar en que se desarrolla. Eso no importa, lo que es importa es que jeringamos a Stratus y al tal Juan Francisco, los demás que se busquen la vida, aunque a alguno le pueda costar pena de prisión y demolición de las ampliaciones efectuadas como únicamente se podían hacer (pregunte cuantas calificaciones territoriales y licencias se han otorgado en la geria a bodegas en los últimos 10 años). He visto informes de esos técnicos sobre la misma cuestión contradictorios el uno con el otro, uno diciendo blanco y el otro diciendo negro. Rigor lo que se dice rigor no vi mucho, la verdad. Macias y Diaz (éste último ¿no era un cargo de confianza del Psoe? no lo se ,pero si así fuera creo que es algo que debe destacarse en toda información periodística si cuestionamos la afección de unos y otros a uno u otro bando) tienen, a pesar de todo, un problema y es que parece que el cabildo, el gobierno de Canarias , el consejo regulador e incluso el psoe, lo que claman es que se contemple en las modificaciones del plan a las bodegas y núcleos de población, y puedan estos acometer las ampliaciones - las primeras - y los segundos la posibilidad de hacer obras en las viviendas y dotarse de viales sensatos, pero eso choca con los criterios de los santificados técnicos, que han venido negando esa posibilidad al reclamar que se empezara todo desde cero, aunque sea la voluntad del legislador de que así sea. En este punto ¿qué hacemos? ¿seguimos en el machito del no aunque sepamos que dentro de 1 , 2 o 3 años se acabará aprobando el plan en estos términos aunque eso suponga poner en entredicho a algunas bodegas en el camino, y por supuesto jeringar a stratus?¿se justifica que con tal de hacer daño a stratus se ponga en entredicho la viabilidad de las demás bodegas y el resto de la Geria? ¿vale la pena jeringar a todos los demás mientras se tramita desde cero el plan y se invierte un tiempo precioso en ello, si con ello nos llevamos por delante a stratus en el interín?. ¿les decimos a los vecinos de la Geria que se aguanten la meadita 2 o 3 años para pedir licencias de ampliación, p.j? En la sentencia, lo primero que se hace es descalificar uno de los argumentos del ayuntamiento de Tinajo sobre la validez del plan especial (del todo, no de las modificaciones aprobadas), y eso precisamente deja en mal lugar a Macias y Diaz porque elimina la opción de que el plan insular pueda regular algo en un espacio natural como lo es la Geria (por si no tuvieran claro que la ley canaria no lo permite). El plan especial de la Geria no se ha anulado, se ha anulado por la sentencia la modificación aprobada en 2.013 que a su vez tenía origen en otra modificación de 2.010. Ahora sigan con lo suyo: los de bando del no al Stratus, hagan sangre y los pro-stratus for ever a descalificar y mangonear a los primeros. Mientras los demás esperaremos a la tregua, si llega, para poder seguir con lo propio, p.j. hacer vino de Lanzarote.
Una situación realmente vergonzosa, totalmente caciquil e impropia de un país democrático del siglo XXI.
A Pildoro (5): Todas las opiniones son respetables, pero a la vez criticables. La suya también. Usted, aunque intenta dar a la suya un aire de objetividad, más bien demuestra lo contrario. Conceptos interesados que llevan a interpretar su deseo de que a Stratus hay que legalizarla, si o si. Lo que llama la atención es que usted lo camufla con el "daño" que se hace al resto de bodegueros. No tiene usted elementos concluyentes que así lo demuestre. Por el contrario, si existen pruebas más que concluyentes de las irregularidades cometidas por Juan Francisco Rosa, hechos fundamentados que llevaron a la Justicia a cerrar Stratus. Es una costumbre extendida el tratar de influir en la política con fines partidistas. Lo sufren muchos políticos y técnicos, convirtiendo a Canarias y a España en una gigantesca fosa céptica. O todo el mundo se entera de que esto va de legalidad o La Geria seguirá sin encaje en cualquier plan que se precie.
Respeto los comentarios y opiniones que puedan hacerse sobre el tema, pero lo que dice "píldoro" afirmando que "el plan de la geria no se ha anulado" no es cierto: El Plan de La Geria se aprobó definitivamente, por primera vez, mediante un acuerdo de la Cotmac de 2010 y ese acuerdo lo anuló (entero) una anterior sentencia del TSJC de 2012. Así que anulado estaba por completo. Después la COTMAC hizo una nueva aprobación en 2013 (salvo algunas determinaciones que se aprobaron en 2014), para corregir los errores de 2010 y esa nueva aprobacion del Plan es la que ha sido nuevamente anulada por el Tribunal. Así que el Plan de La Geria ha sido declarado nulo entero, en su totalidad, y se anuló el acuerdo de 2013 por intentar "parchear" el plan aprobado en 2010 que el mismo tribunal había declarado nulo ... ¿qué parte no se ha anulado?

Añadir nuevo comentario