SAT El Jable

En Lanzarote el sector primario está cerrado, y no es por vacaciones

        En este artículo no se va a realizar ningún comentario crítico sobre las vicisitudes que afronta la agricultura o ganadería en la isla de Lanzarote, simplemente se limitará a exponer, de manera muy somera, algunos de los hechos que arroja la intervención de las diferentes administraciones públicas tanto estatales como insulares en el sector primario, a saber:

        1º).- En primer lugar elegimos arrancar en el Centro Agrotecnológico situado en el municipio de Teguise, más conocido por todos como “El Complejo”. En estas instalaciones construidas allá por los años ochenta estuvo operando una quesería, una bodega, una fábrica de batatas fritas, una clasificadora y empaquetadora de cebollas, así como una fábrica de piensos; si bien, lo cierto es que pasados unos años todas estas industrias terminaron cerrando y algunas fueron embargadas y subastadas por los bancos.

        Posteriormente se realizó, en dicho complejo, una inversión superior al millón de euros con la finalidad de volver a dotarlo con una moderna fábrica de batatas fritas, una empaquetadora de granos, cebollas y papas, además de cámaras de frío y de todo el equipamiento necesario para la elaboración de comidas precocinadas.

        Hoy, varios años después, tenemos toda esta industria cerrada.

        2º).- En el año 2013 se podía leer en el número 12 de la Revista Agrolanzarote, publicación del Servicio Insular Agrario del Cabildo de Lanzarote, lo siguiente:

        “El Cabildo de Lanzarote está acondicionando la antigua nave de la Cooperativa Agrícola ubicada en Arrecife para dar cabida a un nuevo equipamiento destinado al uso y a la realización de diferentes actividades del sector primario”.  Asimismo, se anunciaba  una inversión que superaría los 250.000 euros. Hoy, casi cuatro años después y tras haberse superado la inversión inicial, dicha instalación sigue cerrada.

        3º).- Siguiendo con el recorrido por la geografía insular llegamos al pueblo de Mala, allí divisamos justo a la entrada del mismo, el “Centro de Transformación de la Cochinilla” ideado y proyectado con la encomiable finalidad de rescatar el cultivo tradicional de la cochinilla, a la vez que para posibilitar  la recuperación del paisaje de la zona que presenta un estado lamentable de conservación. Actualmente,  a pesar de la importante inversión económica realizada en su construcción y equipamiento, y de que dicho centro fue sacado a licitación, la realidad es que hoy  sigue cerrado.

        4º).- Para finalizar visitamos de nuevo Arrecife, donde podemos recordar  como en el Centro Comercial de Arrecife se abrió en el año 2.010  un mercado de abastos por la empresa pública Mercasa, dependiente del Ministerio de Agricultura. En este espacio se anunció que se ejecutaría, en una fase inicial, una inversión  superior al millón de euros, aunque la inversión final ascendería, conforme está recogido en los medios de comunicación de ese año, a once millones de euros y además se crearían más de cuarenta puestos de trabajo.

        Hoy, como todos saben, está cerrado

        Pero no podemos terminar sin referirnos a la Granja del Cabildo, aunque por su trascendencia para el sector primario merecería un capítulo aparte. La granja experimental fue concebida en los años sesenta para impulsar, modernizar y rentabilizar la agricultura y ganadería de la isla, pero la realidad con la que nos encontramos actualmente es bien distinta, pues está necesitada de más personal dado que no se han repuesto las bajas que se ha ido produciendo por jubilación en su plantilla de trabajadores; asimismo demanda una completa remoción y modernización  de muchas de sus instalaciones. Por ello, se tiene que reconocer el trabajo desarrollado por sus trabajadores a pesar de la carencia de medios humanos y materiales.

Somos conscientes de las dificultades de planeamiento con la que se enfrenta la Consejería para materializar los proyectos ideados para la Granja. Pero, pensamos que se precisan soluciones imaginativas y coyunturales como puede ser la posible modificación puntual o revisión parcial del planeamiento insular, que permita llevar a cabo las obras proyectadas para convertir a la Granja en un centro de referencia como lo fue en el pasado. Es difícil, lo sabemos, pero por la supervivencia de la agricultura y ganadería tenemos que intentarlo. No podemos dejar caer a la granja……

        A grandes rasgos esta es la realidad que presenta algunas de las instalaciones públicas destinadas al sector primario en Lanzarote, realizadas a instancia de Ayuntamientos, Cabildo o Gobierno de la Nación, y que como se ha visto, < todas, por uno u otro motivo, están cerradas>.

No buscamos culpables, ni tampoco responsables de las desacertadas decisiones que se hayan podido tomar en el pasado, solamente pretendemos invitar a todos (agricultores, ganaderos y políticos -cada uno en su ámbito-) a trabajar juntos para que el sector primario en esta isla pueda tener futuro.

        Un primer paso sería: que agricultores y ganaderos se unieran en la defensa de los intereses comunes del sector; y que por parte de los responsables políticos se tuviera siempre en cuenta sus opiniones a la hora de ejecutarse proyectos para el sector primario. En nuestra voluntad y capacidad de decisión está conseguirlo, así que sólo queda ponernos manos a la obra.

 

* S.A.T. EL JABLE: “Cultivamos el paisaje de Lanzarote, una isla posible”.

2 Comentarios

Solo basta con mirar a la, granja del cabildo y vemos q ocurre..
Si queremos conseguir nuevos mercados y buenos precios con nuestros productos agrícolas. Tendremos que comenzar a plantar. Batatas, sandias y calabazas en El Jable. Tomates y cebollas en la comarca de Tías, y garbanzos en La Vega de Guatiza. ¿ Hay personas dispuestas a ello ?. Sino, dejemos de tirar proyectos con la única misión de acceder a las subvenciones.

Añadir nuevo comentario