Carlos Xabier Cerqueiro

Ciencia y pseudociencia: lo que funciona y lo que no

Acupuntura, auriculoterapia, biodanza, biomagnetismo, chakras, constelaciones familiares, cuencos tibetanos, dieta macrobiótica, drenaje linfático, feng shui, grafología, homeopatía, iridiología, kinesiología, magnetoterapia, medicina antroposófica, medicina ayurvédica, medicina cuántica, medicina tradicional china, moxibustión, naturopatía, nueva medicina germánica, nutrición ortomolecular, oración, osteopatía, quiropráctica, radiestesia, reiki, reflexología, toque cuántico, … Esta es solo una pequeña muestra de cierto tipo de terapias que típicamente nos ofrecen la curación de numerosas enfermedades y la armonía de nuestra mente con el universo.

Una de las que más penetración popular tiene actualmente es el reiki (llegando incluso a implantarse en algunos centros sanitarios públicos), que no es milenario, pues lo inventó un señor budista japonés en los años 20 del siglo pasado.  El reiki se basa en la transferencia a través de las manos de una energía universal qi que tendría poder sanador. Sus maestros afirman que las enfermedades se deben a desequilibrios en esta energía que afectarían a la mente (“consideramos que las enfermedades tienen un origen emocional o de desequilibrio del ser”), la causante de toda dolencia en última instancia. El reiki afirma, por ejemplo, que los “problemas de espalda indican que sientes un exceso de responsabilidad pero no quieres admitir” o que el estreñimiento “está relacionado con la avaricia, el no querer soltar” o que el cáncer se debe a la “rabia que te consume, un deseo de auto-destrucción”. El culpable de la enfermedad, en todo caso, es el propio enfermo.

Pero, ¿tenemos manera de saber si ciertamente cumple con las expectativas? Afortunadamente, tenemos una poderosa herramienta, denominada ciencia que, convenientemente aplicada, nos dice cuándo una terapia funciona o no.

El proceso comienza por la proposición de una hipótesis, una posible explicación a un fenómeno observado (“la salud de las personas mejora”). En nuestro caso, la hipótesis planteada es que “es el reiki el que hace mejorar la salud de las personas”, mejorando el bienestar de los pacientes oncológicos (es indiscutible que no se puede someter a experimentación una energía que no se puede medir, pero sí sus pretendidos efectos).

A continuación, se ha de diseñar un experimento cuyo objetivo es confirmar si la hipótesis establecida es correcta. En nuestro caso, el ensayo clínico va a comparar la aplicación de reiki auténtico con la aplicación de reiki falso (a los pacientes se les va a hacer creer que el maestro que les está haciendo el tratamiento es auténtico, cuando es un tipo cualquiera con el disfraz y la parafernalia adecuada). Estos dos grupos se confrontan con otro sometido a tratamientos estándar (grupo control). Finalmente, tras un período de tiempo establecido, se recoge la impresión subjetiva de los pacientes acerca de su nivel de bienestar, se tratan numéricamente estos datos y se elabora una conclusión.

Todo el proceso y los resultados son enviados a una revista de revisión por pares, en la que otros científicos y clínicos reexaminan el informe para confirmar que su calidad es la adecuada. Si no es así, el trabajo se devuelve a los autores para su corrección o reelaboración.

En ciencia, no se trata de hacer afirmaciones que se deban aceptar sin discusión. Esto es más bien patrimonio de las creencias. El proceso a seguir puede ser complejo y largo, pero tiene una excepcional capacidad de autocorrección, por eso la ciencia avanza y produce conocimiento útil y aplicable.

El trabajo descrito hasta ahora es auténtico (DOI: 10.1188/11.ONF.E212-E220). Este paper (que es como se conoce a un informe científico publicado) concluye que los pacientes no distinguen entre reiki auténtico y reiki falso, pues su sensación de mejora es la misma en ambos casos. Para muchos, incluso profesionales de la medicina, esto es suficiente; pues si el paciente mejora su nivel de bienestar, bienvenido sea el tratamiento. Otros, sin embargo, se preguntan si hacer creer a un paciente oncológico en un hospital público que hay una energía mágica que sale de las manos de un tipo, que se hace pasar por terapeuta sin serlo, y llega a su cuerpo y mejora su (sensación subjetiva de) confort, es ético desde el punto de vista médico.

Charlar, efectivamente, no hace daño, y eso es lo que se dedican a hacer los autodenominados voluntarios de reiki que se cuelan en hospitales. Pues también se ha hecho algo al respecto (DOI: 10.1177/2156587214556313). Si se compara el efecto de la compañía y la charla con el reiki en pacientes sometidos a quimioterapia, se obtiene una conclusión congruente con la anterior: tanto una como otra ejercen el mismo efecto. Como dice Edzard Ernst: “Si los efectos (en la mejora de la calidad de vida durante la quimioterapia) se deben nada más que a la atención y a la compañía, no necesitamos maestros reiki entrenados para hacer el tratamiento; cualquiera con tiempo, compasión y simpatía puede hacerlo.” Es el auténtico profesional sanitario el que debería hacerlo.

En ensayos mencionados la experimentación dio como resultado que el reiki no es mejor que el reiki falso (hacer movimientos al tuntún con las manos sobre el paciente, de hecho, tiene el mismo efecto que toda la parafernalia esotérica y mística que desarrollan los maestros reiki) ni que la conversación, por lo que se concluye que el reiki no mejora el bienestar de los pacientes mejor que esas dos actividades (un bonito trabajo demuestra que la meditación tiene el mismo efecto que bailar el tango sobre la depresión y el estrés, pero esa es otra historia). La experimentación, por tanto, ha invalidado la hipótesis que se estaba contrastando. Y este tipo de elementos son los que deberían tener en cuenta los directivos de muchos centros públicos de salud.

El reiki y todos los demás ejemplos del primer párrafo son pseudoterapias porque, presentándose como terapias, no lo son en absoluto. Curiosamente, los practicantes del reiki (y su charlatanería asociada) han logrado con un buenismo bien ensayado convencer a numerosos responsables de centros sanitarios de que lo que hacen sirve para algo y, en un perverso círculo que se retroalimenta, los primeros aducen como prueba de valía de sus sortilegios que ellos trabajan codo con codo con los médicos. El reiki es una creencia y es el lector el que debería valorar si debe entrar en los centros hospitalarios como acción terapéutica (al fin y al cabo otras más tendrían derecho, desde el vudú hasta los cánticos sioux, igualmente respetables como creencias).

Todas las pseudoterapias comparten unas singularidades. Por ejemplo, se basan  en fuerzas místicas y sobrenaturales y son fuertemente especulativas, pues una puede dar unas razones para el origen de un mal y otra exactamente las contrarias siguiendo otros principios. Además, suelen tener explicaciones para casi todo y sus sentencias son hábilmente ambiguas y de libre interpretación, aspecto muy conveniente para cumplir casi cualquier expectativa de posibles adeptos.

También son fuertemente dogmáticas, con unos preceptos que no han variado ni han sido revisados en algunos casos durante milenios, apoyándose en la fe, la revelación y la autoridad, al estilo de las religiones tradicionales. Como el mínimo pensamiento científico y escéptico suele desmontar sus argumentos y conclusiones, desconfian de la ciencia y de los científicos a los que acusan de dogmáticos. Es innecesario resaltar que sus preceptos son contrarios a las leyes y principios más básicos de la ciencia y que, al contrario que la ciencia de verdad, las pseudoterapias no interactúan entre sí, no se intercambian conocimiento, no se complementan, no se implementan, no se corrigen unas a otras y son enormemente contradictorias entre sí. El lenguaje utilizado por ellas es convenientemente confuso, ambiguo y falsamente científico para dar una aparente veracidad a sus afirmaciones (y recurren a la “ciencia” fuera de su auténtico contexto, característica esta de la pseudociencia en general).

Un aspecto interesante, tratándose de disciplinas que se dirigen a algo tan serio y complejo como la salud, es que son de fácil aprendizaje al no apoyarse sobre un cuerpo de conocimientos auténtico. Los pseudoterapeutas apelan continuamente a la antigüedad de sus disciplinas (milenarismo) como prueba de eficacia, obviando los índices de mortalidad en sus regiones de origen.

En conclusión, el reiki y cualquier otra pseudoterapia no funcionan más allá de la impresión subjetiva de los pacientes. Esto, aparentemente inofensivo, puede llegar a plantear serios problemas para la salud del paciente. Hay estudios que confirman que un porcentaje relevante de enfermos, especialmente de cáncer, abandonan o ni siquiera comienzan sus tratamientos médicos en beneficio de pseudoterapias, lo que retrasa su tratamiento.

Finalmente, otro problema asociado es la propia salud del sistema sanitario. Se corre el riesgo de aceptar de modo acrítico los beneficios de estas pseudoterapias. No es algo intrascendente: hace unos meses el National Health Institute británico ofreció una plaza para un maestro “reiki o sanador espiritual” en el hospital de Essex. Solo un ejemplo de muchos del delirio en que se puede caer por no valorar las evidencias.

11 Comentarios

Estimados Carlos se olvido de algunas Pseudoterapias que a diferencias de las que menciona, lamentablemente están en la mayoría de los hospitales y causan muchas victimas 1- Psiquiatria http://www.elespectador.com/noticias/salud/los-10-mitos-de-psiquiatria-segun-peter-gotzsche-articulo-509981 2- Estatinas http://www.nogracias.eu/2014/05/19/los-efectos-adversos-de-las-estatinas-como-armas-contra-el-british-medical-journal/ 3- Analgesicos http://www.cdc.gov/drugoverdose/data/overdose.html Y muchas mas, por cierto el premio nobel de medicina de 2015 otorgado a la Dra Tu Youyou fue a causa de descubrir el uso de la Artemisinina(que se aisla de la planta Artemisia Annua) en el tratamiento de la malaria, lo interesante es que como ella misma lo cuenta el punto de partida de su investigación estuvo basado en la exploración de textos sobre la Pseudoterapia nro 19 de su lista (medicina china tradicional) otro punto es que usted pone el foco en que se necesitan estudios científicos para validar terapias (cosa que comparto) pero no menciona el costo. que según médicos sin fronteras es de 150 millones de dolares, que me parece bastante inaccesible y no creo que nadie te los regale para estudiar este tipo de terapias Por ultimo si realmente tiene una visión critica (y no propagandística) se dará cuenta que los verdaderos peligros de la medicina convencional no son externos (léase terapias alternativas) si no internos como así lo demuestran los nefastos casos del Vioxx,Trovan,Mediator o de inefables personajes como el Dr Farid Fata Un saludo
Estimado Sergio: Parece que ahora que Peter Gøtzsche es la autoridad suprema y su palabra es ciencia verdadera. Lamentablemente tengo que decirte que el Sr. Gøtzsche está demasiado influenciado por sus sesgos y está haciendo un flaco favor a la medicina. Desde su afirmación de que los medicamentos son la tercera causa de muerte (http://quemalpuedehacer.es/blog/2016/04/18/mentira-muertes-medicamentos/) hasta que las mamografías no salvan vidas (http://quemalpuedehacer.es/blog/2015/10/24/cribado-cancer-de-mama-mamografia/) pasando por su ataque a la psiquatría son conclusiones más que erróneas a partir de datos medios verdaderos (aunque en el caso de que los medicamentos son la 3era causa de muerte ni siquiera los datos de los que se basan son verdad y te animo a que rastrees las fuentes de los que se basa y verás, yo lo he hecho y sorprende la subjetividad de los datos iniciales de los cuales se ha extrapolado todo). Y sobre la psiquiatría no puede estar más equivocado: http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=185157 Sobre el problema de las estatinas me hace mucha gracia tu enlace, porque la mayoría de las muertes por este medicamento se deben a su uso recreativo, ¿culpamos de las muertes por uso recreativo de drogas como la marihuana o la cocaina a la fitoterapia? ¿Verdad que no? Pues no hagas lo mismo con los medicamentos. El uso recreativo de la estatinas nada tiene que ver con su uso medicinal así como el uso del THC en medicina no tiene nada que ver con el de fumar marihuana. Y por último, el caso de Tu Youyou es precisamente un caso en el que la ciencia y no la tradición ni la medicina tradicional china ha prevalecido. De hecho durante más de milenio y medio se ha estado utilizando la artemisa annua como infusión para la malaria y lo que ha descubierto esta premio Nobel es que el calentar la artemisa pierde sus propiedades contra la malaria. Esta mujer ha conseguido extraer el principio activo y aplicarlo con cerca de un 100% de eficacia utilizando la CIENCIA y el MÉTODO CIENTÍFICO en contra posición de la milenaria cultura china que estaba aplicando un remedio INEFICAZ durante 1500 años y no se habían dando ni cuenta. El negocio de las terapias alternativas mueven miles de millones de euros al año, y hay muchísimimas empresas multimillonarias detrás, como Boiron, HerbaLife, Hyland's, Boot's, así que no es verdad que no se tenga dinero para hacer investigación. Sobre el Vioxx, Trova y Mediator, ¿hay alguno que se siga vendiendo todavía o se han retirado del mercado al comprobar sus problemas? Porque todavía seguimos con la quiropraxis, la acupuntura, la homeopatía, el reiki, y un largo etc. pese a que ya se ha demostrado muchas veces que no funcionan. Por cierto, la tasa de supervivencia de pacientes oncológicos se reduce en un 14% entre los usuarios de terapias alternativas, eso equivale a cientos de miles de muertes innecesarias al año en contra de las 500 muertes innecesarias del Mediator. Así que no, el enemigo más terrible sigue estando ahí fuera.
Para el comentario de Sergio, la psiquiatría, como toda ciencia, es imperfecta, pero evoluciona y se autocorrige. Le queda un largo camino por recorrer, pero está lejos de ser una majadería total como las de la lista propuesta. Lo mismo pasa con las convenciones más o menos arbitrarias de algunos parámetros como las estatinas, que si bien es cierto que son criticables, de nuevo están sujetas a unas convenciones que se moverán basándose en la mejor evidencia del momento (cuando superen las siempre presentes inercias profesionales). Desde luego, no se puede meter en el mismo saco el abuso o mal uso de medicación con estafas manifiestas como las presentadas. Por cierto, el premio Nobel no fue para la "medicina tradicional china" (que, como "paquete", es un invento de primeros del siglo pasado: http://de-avanzada.blogspot.com.es/2013/12/Medicina-Tradicional-China.html), sino para la ciencia actual que ha conseguido averiguar de qué forma se usaba rudimentariamente para dicho tratamiento de la malaria (superado en la actualidad por la medicina). Un "problema" de la MTC es que engloba un montón de tonterías junto con otras que tienen cierta base científica (como la fitoterapia) pero en la que se iba un tanto a ciegas. No sé si sabes que los chinos tenían prohibido el estudio de los cadáveres so pena de muerte. Te puedes imaginar sus conocimientos acerca del cuerpo humano, y por qué hasta la introducción de la medicina occidental, su esperanza de vida no pasaba de los 40-50. ¿Hacer estudios bien hechos es caro? Pues sí. Pero es lo que hay si quieres asegurarte de que no vuelve a ocurrir desastres como los de la talidomida. ¿Es tan caro que las enormes industrias de la MTC y otras pseudociencias no pueden costearse? Ni de lejos. Pero no les interesa en absoluto. De hecho, los estudios independientes que hay la dejan en bastante mal lugar. Y los peligros actuales son tanto externos como internos. En asociaciones como RedUNE o APETP recibimos semanalmente casos de gente afectada por pseudoterapias (desde simples estafas hasta fallecimientos). El querer creer que son "inocuas" o "menos importantes" que los causados por la medicina es querer engañarse a sí mismo o engañar al resto. Y la diferencia, insisto, es que la medicina seguirá evolucionando y mejorará, mientras que los engaños "milenarios" (o no tanto), seguirán sin mover una sola coma de cuando fueron paridos.
Estimado Sergio ¿podría Ud. aportar los enlaces o los DOI de publicaciones científicas evaluadas por pares para apoyar sus afirmaciones? Las páginas web no son adecuadas para ese propósito. Un saludo
W. Heisenberg ( Premio Nobel de Física 1932) enunció el llamado principio de incertidumbre o principio de indeterminación, según el cual es imposible medir simultáneamente, y con precisión absoluta, el valor de la posición y la cantidad de movimiento de una partícula. Esto significa, que la precisión con que se pueden medir las cosas es limitada, y el límite viene fijado por la constante de Planck. Es importante insistir en que la incertidumbre no se deriva de los instrumentos de medida, sino del propio hecho de medir. Con los aparatos más precisos imaginables, la incertidumbre en la medida continúa existiendo. Así, cuanto mayor sea la precisión en la medida de una de estas magnitudes mayor será la incertidumbre en la medida de la otra variable complementaria.............. En La estructura de las revoluciones científicas, Kuhn escribió que "...las sucesivas transiciones de un paradigma a otro vía alguna revolución, es el patrón de desarrollo usual de la ciencia madura". La idea de Kuhn era revolucionaria en su tiempo, ya que estableció la necesidad de mirar con perspectiva histórica a los desarrollos cientificos, y asumió que la ciencia es una empresa humana y como tal histórica, por ende, transformable. La observación kuhniana sobre la necesidad de mirar desde la perspectiva histórica el desarrollo de la ciencia, fue en sí misma un "cambio paradigmático" en la historia, la sociología y la filosofía de la ciencia.
Estimado Emilio tu afirmas: 1- "la psiquiatría, como toda ciencia(¿?), es imperfecta, pero evoluciona y se autocorrige" me hace pensar las consecuencias que tiene para los pacientes esa "autocorreccion" teniendo en cuenta que tiene una aplicación clínica diaria 2-"el premio Nobel no fue para la "medicina tradicional china"" si lee mi comentario se dará cuenta que yo nunca afirme eso, rescate el hecho de que se debe seguir indagando en algunas terapias alternativas para obtener beneficios para la población cosa que hizo la Dra Tu Youyou en cuanto a la MTC, tiene algunos aspectos interesantes de ser investigados como la fitoterapia, y otro como el de los meridianos son bastante descabellados, aquí hay un estudio que muestra que la acupuntura tendría algunos beneficios en pacientes con migraña http://www.cochrane.org/CD001218/SYMPT_acupuncture-preventing-migraine-attacks 3- "¿Es tan caro que las enormes industrias de la MTC y otras pseudociencias no pueden costearse? Ni de lejos. Pero no les interesa en absoluto" Hay varios casos de científicos que a pesar de mostrar evidencias vieron sus trabajos estancarse por falta de ingresos como son los casos de Antonio Bru, Edwin Ceballos, Evangelos Michelakis,Young Ko,etc 4- "engaños "milenarios" (o no tanto), seguirán sin mover una sola coma de cuando fueron paridos" El Tamiflu es de finales de la década pasada y movió miles de millones 5- Le pregunto si en la APETP hay lugar para las afectadas por anticonceptivo Essure??? Me parece incorrecto que pongan todas las terapias alternativas en la misma bolsa de "Pseudoterapias" ya que poco tienen que ver entre ellas (biomagnetismo,homeopatia,nutricion ortomolecular) creo que no es lo mismo las pulseras power que la Hipertermia, la Ozonoterapia, el Ayuno Intermitente, la Dieta Cetogenica, etc estas ultimas son dignas de tenerse en cuenta y estudiarse a fondo ya que podrían ser útiles para algunas patologías (no digo curar) pero ahora no dentro de 20 años Creo que el Escepticismo tiene que volver a la "Duda Metódica" en lugar de la "Negación Automática" donde esta inmerso Y para el Escéptico del comentario 4 y su pedido, busque en Internet y vera que no miento en mis afirmaciones y sobre "Las páginas web no son adecuadas para ese propósito" hay algunas que enlazan el estudio al final del articulo como este que habla de la ineficacia del Paracetamol para los dolores de espalda agudos comparado con placebo, aun así le dejo el original https://cienciamundana.wordpress.com/2016/08/15/paracetamol-tan-usado-como-inefectivo/ http://www.cochrane.org/CD012230/BACK_paracetamol-low-back-pain Saludos
Estimado Sergio Sigue Ud. sin dar una referencia adecuada a sus afirnaciones. De nuevo da los http de dos páginas web que, por supuesto, no están evaluadas (una de ellas, un blog). Su frase "busque en internet" suena a cuando nuestros abuelos utilizaban la frase "lo han dicho en la tele" como algo que merece la máxima credibilidad. Internet es algo demasiado etéreo como para decir que ahí se encuentra la prueba de que no miente, ya que, seguramente, también se encuentra la prueba de que miente. Fíjese, que paradoja. De todas formas, quizás le haga caso y busque en internet, pero de forma más específica, concretamente en ISI Web of Knowledge, o en SciFinder, dos bases de datos serias de fuentes bibliográficas, muy usadas por la comunidad científica.
Estimado Sergio Sigue Ud. sin dar una referencia adecuada a sus afirnaciones. De nuevo da los http de dos páginas web que, por supuesto, no están evaluadas (una de ellas, un blog). Su frase "busque en internet" suena a cuando nuestros abuelos utilizaban la frase "lo han dicho en la tele" como algo que merece la máxima credibilidad. Internet es algo demasiado etéreo como para decir que ahí se encuentra la prueba de que no miente, ya que, seguramente, también se encuentra la prueba de que miente. Fíjese, que paradoja. De todas formas, quizás le haga caso y busque en internet, pero de forma más específica, concretamente en ISI Web of Knowledge, o en SciFinder, dos bases de datos serias de fuentes bibliográficas, muy usadas por la comunidad científica.
Hola, ante todo muchas gracias porque me parece que ha escrito un artículo excepcional, por encima de las típicas objeciones demagógicas que a mi me resultan tan manidas, aunque sí es cierto que, yendo más allá de si la principal causa de problemas de lo que "ellos" llaman la "medicina convencional", algunos de ellos sí que tienen origen interno, y no están tan relacionados con su efectividad (sobre la cual no hay dudas en relación a la de las pseudos), como con su "venta". Me refiero a que la medicina no parece tener en cuenta los descubirmientos que se van haciendo sobre cómo funciona la mente y en particular el subconsciente, muchos de los cuales quedan resumidos en el, para mí excepcional, libro de Khaneman, "Pensar rápido, pensar despacio". Debido a esto, no tiene en cuenta la facilidad para caer en falacias, tomar malas decisiones, autoengañarse, dejarse atraer por lo simple, etc., que tiene la gente en general. Esto es lo que explota bien la pseudo, ya que no puede competir en resultados ni eficacia con la medicina: vende bien su producto, proporciona explicaciones simples y, sobre todo, rodea a sus clientes (que no pacientes) de cariño, y una atención tan personalizada, poniéndolo de nuevo en el centro del universo, que resulta muy difícil sustraerse a tanta caricia sentimental. Esto es lo que creo que la gente echa de menos en la medicina, y por eso se echan en brazos de la pseudo: todo el mundo quiere amor y atención. Y a la "medicina" a veces se le olvida esto y transmite una imagen de frialdad que aleja a muchos. Es la simple opinión de un lego, no aporto pruebas, es un miniensayo producto de mi observación. No merece la pena disputar conmigo. Pero bueno, yo no quería escribir tanto, en realidad escribo por una petición. En el artículo se dice de pasada que lo mismo ocurre con la meditación, y que un "bonito trabajo" lo demuestra. Ruego se me proporcionen referencias, pues estoy muy interesado en este tema, ya que como docente asisto incrédulo y atónito a la implantación del "Mindfulness" en mi centro, y me gustaría poder argumentar a fondo en su contra, ya que en esto caso veo que incluso hay unversidades y clínicas que parecen apoyarlo. A mi las sesiones que imparen no me parecen muy diferentes de un mantra y a veces me recuerdan a esos pobres niños estudiando en las escuelas coránicas, repitiendo continuamente un texto que no conocen y dando cabezazos arriba y abajo. Un saludo
Sergio, hay algunos estudios de acupuntura que demuestran que funciona para algunos tipos de dolor pero todavía no está nada claro, de hecho los meta-análisis que se hacen concluye que los resultados no son estadísticamente significativos y que seguramente están repletos de sesgos:<br/> http://www.bmj.com/content/338/bmj.a3115 <br/> A small analgesic effect of acupuncture was found, which seems to lack clinical relevance and cannot be clearly distinguished from bias. Whether needling at acupuncture points, or at any site, reduces pain independently of the psychological impact of the treatment ritual is unclear.<br/> Y el coste de un acupuntor es bastante más caro que el de un analgésico y no está excento de efectos secundarios incluso mortales:<br/> http://edzardernst.com/2013/02/how-many-fatalities-has-acupuncture-caused-and-are-acupuncturists-in-denial/ <br/> Aparte de que todavía no ha demostrado que sea mejor que la falsa acupuntura (la que ni siquiera clavan la aguja). Parece que el efecto analgésico de la acupuntura se debe más a la generación de puntos localizados de dolor al pinchar o enganchar las agujas en la piel que provoca niveles más altos de endorfinas sin contar con el efecto placebo de la hora que te tienen con las agujas pinchadas en la espalda y toda la parafernalia del ritual del acupuntor. Yo no sé cómo puedes comparar el coste de una hora de un experto en comparación de un analgésico que puede costar unos pocos euros, no hay color y encima para el poquísimo efecto que tiene la acupuntura y sus riesgos.<br/> Los recortes en investigación los sufren todos los investigadores y cada vez es más difícil conseguir fondos y no tiene nada que ver con presiones de ningún tipo.<br/> Se pone todas las terapias alternativas en la misma bolsa porque cuando demuestran que funcionan pasan de ser alternativas a ser medicina. Así que son lo mismo hasta que demuestren lo contrario. El biomagnetismo a tenido décadas para demostrar que funciona, la homeopatía siglos, la nutrición ortomolecular viende de mediados del siglo XX, ninguna hasta ahora ha demostrado que funciona y si no funciona lo que están haciendo es matar gente al abandonar terapias que han demostrado que funciona. Me parece paradójico que, mientras en los medicamentos se les exija que demuestren que funcionan antes de ponerlo en la venta (y aún así se produce errores) y que la medina alternativa pueda estar en el mercado en el mismo día que a alguien se le ocurra una estupidez, y al fecomagnetismo y a las power balance me remito. Y casi todas las pseudoterapias que mencionas ya han sido evaluadas y ninguna a demostrado que funcionen mejor que el placebo.<br/> APETP no se encarga de los problemas de los medicamentos oficiales, para eso hay otras vías, se encarga de las pseudoterapias. Curiosamente tienes más medios para denunciar una mala praxis médica o conseguir una indemnización por un efecto secundario de un medicamento o vacuna que si te han estafado con una terapia alternativa. En lo primero no voy a negar que es difícil, pero de lo segundo es imposible y a las sentencias judiciales al respecto me remito.<br/> Por último, que el paracetamol no funcione para el dolor de espalda (que es lo que dice el estudio de la Cochrane) no quiere decir que no funcione para otras cosas.<br/>
Por ejemplo, el paracetamol se ha visto efectivo para el dolor de cabeza:<br/> https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27306653

Añadir nuevo comentario